las gafas 3d que revolucionaron el cine

Gafas bicolor para ver 3D en el cine

Los glifos o gafa bicolor, nacieron en medio del siglo XIX para dar paso a las primeras fotografías y a la patente de la estereoscópica de polarización que se utilizó para la película “Avatar” de 1893.

Ir al cine a disfrutar de películas en 3D

La restitución del relieve ha sido siempre una obsesión tecnológica con la industria del cine, incluso la primera película llamada, “La llegada del tren”, creada por los hermanos Lumière se intentó realizar en 3D.

En 50 años, muchas películas se filman y se transmiten en 3D, como la obra maestra de Hitchcock “Crimen perfecto”, recientemente reeditado en relieve por una sala parisina y es que la distribución desigual de la calidad y el exceso fantástico y sorprendente en las producciones en 3D hacen que el público tenga ganas de ir al cine.

El relieve y su tecnología se olvida hasta los años 80

Un 3D está de nuevo en 1986 en el mercado del espectáculo, con el desarrollo del proceso de IMAX o alternando la tecnología de proyección polarizado.

El público en general están descubriendo las películas en 3D de calidad y despiertan el interés de los grandes directores. Con el equipo de grandes salas de cine con proyectores digitales y la tecnología digital para la televisión 3D llega a ser posible en todas partes y para todo el mundo y abre nuevos horizontes en la creación.

La transposición de películas diseñadas en 3D y anteriormente diseñadas en 2D, da excelentes resultados y grandes directores como George Lucas, Peter Jackson y James Cameron piensan dar a sus obras de una segunda vida en relieve.

¿Qué conseguimos con la imagen en 3D?

La imagen 3D busca conseguir una sensación natural y el alivio del ojo humano. Nuestros dos ojos separados unos 65 mm, no registran la misma imagen y es que es nuestro cerebro el que produce la imagen en relieve.

Hablamos de la visión “estereoscópica”, así que trata de cerrar un ojo para ver a través de un vaso de agua y entenderás que no se necesita tanto para evaluar la distancia y la profundidad. El principio de la imagen 3D es “engañar” al cerebro para darle la ilusión de la percepción de dos imágenes separadas.

¿Cómo se pueden diferenciar las imágenes de la izquierda y derecha?

Muy fácil, con los famosos cristales verdes y rojos y con la “proyección polarizada” que separa la onda polarizada horizontal y vertical de las imágenes que están en la izquierda y en la derecha a través de filtros, de esta forma el cerebro ve dos imágenes diferentes y reconstruye el terreno.

Esta tecnología es la adoptada recientemente en los cines, ya que proporciona una imagen normal sin necesidad de gafas.

¿Se podrá en un futuro disfrutar del cine 3D sin la necesidad de gafas?

¿3D sin gafas? Hoy en día la investigación audiovisual tiene como objetivo eliminarlas, pero no sabemos si realmente están avanzando a la hora de conseguirlo o será prácticamente imposible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *